El poder de los datos en la transformación de las ciudades 

Es una realidad, los gobiernos locales están consiguiendo mejorar los servicios y la calidad de vida de sus ciudadanos gracias a la apertura y mejor explotación de sus datos. 

  • Análisis de eficiencia de los servicios.
  • Seguimiento de la inversión.
  • Mejora del transporte público.
  • Participación y colaboración con los ciudadanos.
  • Reducción de los residuos o prevención de desastres naturales. 

Los datos están transformando las ciudades poco a poco delante de nuestros propios ojos y nos ofrecen una visión alternativa de las mismas a través de la definición de nuevos barrios virtuales en función de la huella que vamos dejando con nuestras acciones y nuestros datos. 

Ciudades hiperconectadas, dirigidas por los datos, gestionadas por inteligencia artificial y habitadas por un mayor número de robots que de humanos serán proyectos reales y con planes ya definidos que han sido puestos en marcha en busca de la diversificación y con el objetivo de transformar y renovar economías.  

El papel de los datos en la transformación de las ciudades y ciudadanos del futuro será clave y deberemos encontrar nuestro propio camino para definir nuestro futuro, pero siempre con el foco puesto en el elemento humano y no únicamente en los aspectos puramente tecnológicos. 

Desde MB3 trabajamos en proyectos de Territorios Inteligentes y estamos enfocados en el dato y su análisis que tienen como objetivo ofrecer las mejores soluciones a los problemas planteados por los territorios y ciudades manteniendo siempre un compromiso férreo con la sostenibilidad y la eficiencia medioambiental.  

Dejar un comentario

Configuración de Cookies
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede configurar sus preferencias de navegaciones. Tenga en cuenta que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.